Warning: Parameter 1 to wp_default_styles() expected to be a reference, value given in /homepages/24/d371489434/htdocs/psoe/actualidad/wp-includes/plugin.php on line 601

Warning: Parameter 1 to wp_default_scripts() expected to be a reference, value given in /homepages/24/d371489434/htdocs/psoe/actualidad/wp-includes/plugin.php on line 601
Portada » Actualidad

El PSOE de El Ejido se reunió anoche con el Delegado de Agricultura y los agricultores de la Balsa del Sapo

Imprimir
[Publicado en Actualidad el 8 marzo 2013]
El PSOE de El Ejido se reunió anoche con el Delegado de Agricultura y los agricultores de la Balsa del Sapo

Ortiz Bono aseguró durante este encuentro que la Junta de Andalucía va a continuar con el bombeo, y coincidió con el resto de los asistentes en la necesidad de alcanzar acuerdos entre las administraciones para resolver los problemas de los pasos que atraviesan la rambla del Cañuelo

El PSOE de El Ejido asistió ayer a una reunión con el Delegado de Agricultura de la Junta de Andalucía en Almería, José Manuel Ortiz Bono, y la Asociación Cañada de Las Norias. El Secretario General de los socialistas ejidenses, Tomás Elorrieta, reiteró en el transcurso de este encuentro su compromiso con los agricultores y vecinos de Las Norias para resolver el problema de la Balsa del Sapo, y mostró, junto al resto de los asistentes, su satisfacción por la puesta en marcha del nuevo bombeo, que ha logrado que el nivel de la lámina de agua haya descendido cerca de medio metro desde que se activó, a pesar de las lluvias caídas recientemente. Elorrieta manifestó, asimismo, que los socialistas ejidenses continuarán trabajando para que este problema se solucione definitivamente, y presionarán para que el Gobierno central construya el túnel de salida al mar.

Todos los participantes en la reunión se mostraron satisfechos con el descenso del nivel de la Balsa, y manifestaron la necesidad de que el bombeo se mantenga hasta alcanzar, como mínimo, los dos metros, bajada que aseguraría que el suelo dejara de estar saturado de agua, como se encuentra actualmente, y que drenara en caso de que se produjeran lluvias. Los agricultores, además, expusieron que lo ideal sería alcanzar un descenso mayor, de cuatro metros y medio, ya que ese es el nivel que permitiría tener un margen de seguridad ante posibles inundaciones. En este sentido, uno de los aspectos que se abordó fue que, en la situación actual, si se produjeran lluvias torrenciales, se inundarían, además de Las Norias, algunas zonas de Vícar, La Mojonera y Roquetas de Mar, por lo que resulta imprescindible hacer descender el agua hasta llegar a ese nivel de seguridad.

El Delegado de Agricultura, por su parte, aseguró que el bombeo va a continuar funcionando, y se mostró dispuesto a colaborar para resolver el problema que ha surgido con el agua desembalsada en la rambla del Cañuelo, en Roquetas. En este aspecto, también coincidieron todos los asistentes a la reunión, que abogaron por que las administraciones implicadas, la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento roquetero, alcancen un acuerdo que ponga fin a esta situación.

Según resalta Tomás Elorrieta, “es fundamental que se busque una solución de manera coordinada, y no entrar en una guerra política y competencial que no tiene sentido. La normativa es clara en este punto. La competencia en las ramblas la tiene la Junta, pero la competencia en los caminos y vías de acceso la tiene el Ayuntamiento. Por lo tanto, es este último el que debería asumir su obligación de arreglar los pasos que cruzan la rambla. Además, no tiene sentido que los puentes que atraviesan la rambla sean de su competencia solo cuando al señor Amat le interesan mediáticamente, como cuando hizo un paso para los peatones en la desembocadura de la rambla, junto a la playa de la Romanilla, o cuando construyó ese lujoso puente que cruza la rambla en medio del pueblo. Esos pasos son su competencia siempre, en esos casos, y también cuando, como ahora, son vitales para los agricultores. No es de recibo que diga ahora que no tiene dinero y que no es cosa suya, solo porque no tienen utilidad turística”.

Elorrieta considera que “estos puentes deberían existir desde hace tiempo, y no solo porque el desembalse de la Balsa del Sapo vaya por ahí, sino por los cortes que sufren los caminos cada vez que sale la rambla, y por el riesgo que sufren esa zona y sus usuarios de posibles avenidas”.

Entre los aspectos señalados durante la reunión destaca, asimismo, el negativo efecto que los argumentos maliciosos o falsos sobre las aguas desembalsadas están provocando. “Utilizar mentiras o verdades a medias para crear un enfrentamiento entre municipios es, por un lado, ridículo, y por otro, repugnante. Y, por desgracia, es lo que está haciendo el alcalde de Roquetas. Porque no es cierto que el desembalse de la Balsa del Sapo sea un riesgo para las praderas de posidonia, y tampoco es cierto que se esté destrozando la playa de la Romanilla, ni que el agua que se desembalsa sea insalubre. No entendemos que se utilicen este tipo de argumentos porque, al ser falsos, no inciden en la continuidad o no del bombeo y solo pueden provocar enfrentamientos innecesarios entre vecinos y dañar la imagen del municipio de Roquetas”, lamenta el Secretario General de los socialistas ejidenses.

A su juicio, “lo único que es cierto es que los usuarios de algunos caminos municipales de Roquetas están sufriendo algunas molestias por la ausencia de pasos para cruzar la rambla. Y como ya hemos dicho anteriormente, para que se solucione este problema, es necesario que las dos administraciones con competencias en este caso, la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Roquetas, se sienten a hablar y resuelvan adecuadamente esta situación”.

Por otra parte, Elorrieta sostiene que “el alcalde de El Ejido ha perdido una oportunidad de oro de hacer de hombre bueno y mediar entre la Junta y el Ayuntamiento de Roquetas para buscar el beneficio de los vecinos de Las Norias y evitar un perjuicio a los vecinos de Roquetas. Todo eso lo podría haber hecho desde la situación privilegiada de la que goza al ser el alcalde de la zona más damnificada hasta ahora por la Balsa, además de un miembro destacado del partido que lidera Gabriel Amat. Desde esa posición, podría haber mediado entre ambas partes, pero en lugar de eso, ha tomado la vía fácil de la sumisión a su jefe y de la crítica barata a la actuación de la Junta. Aunque esto último, en realidad, no nos sorprende, porque no hace mucho instó a los agricultores a manifestarse porque, según dijo, le constaba que la Junta no pensaba hacer el nuevo bombeo. Pero no le salió bien, porque tuvo la mala puntería de hacerlo justo el día antes de que se iniciaran las obras”, ironiza.

Por último, Tomás Elorrieta concluye que “da la sensación de que al señor Góngora le preocupa más estar a bien con su jefe, el señor Amat, que atender a los vecinos de su pueblo. A lo mejor preferiría que los invernaderos siguieran inundados para poder hacerse más fotos con las botas de agua puestas y exigir respuestas a la Junta, y que no hubiéramos llegado a la situación actual, cuando la Junta ha cumplido con su parte y ha construido y puesto en marcha el bombeo, y le toca a él hacer los deberes y exigir al gobierno de Rajoy lo mismo que antes exigía con ardor al gobierno de Zapatero”.

  Noticias relacionadas...